Comunicado – Nadine Heredia Alarcon

COMUNICADO

Tras la aprobación de otorgar facultades de Comisión Investigadora a la Comisión de Fiscalización para que indague acerca de un presunto caso de usurpación de funciones y “otros supuestos delitos”, señalo:

Como presidenta del Partido Nacionalista y como Primera Dama, he actuado con el compromiso de promover desde el lugar donde me encuentre la mejora de la calidad de vida de nuestro pueblo y la inclusión social, alineada con los objetivos principales del gobierno. Es en este sentido que he apoyado al Presidente Ollanta Humala en divulgar y difundir los programas y proyectos sociales que él me ha indicado y lo he hecho siempre con lealtad al gobierno y al país.

Como Presidenta del Partido Nacionalista, he coordinado con la bancada nacionalista las principales iniciativas legislativas del Ejecutivo y de nuestra propia bancada, tal y como han hechos otros líderes políticos con sus respectivos grupos parlamentarios. Me enorgullezco de que, a pesar de una oposición acérrima en estos años, hayamos logrado juntos y, en muchos casos, con el concurso de congresistas de otras tiendas políticas a quienes escuchamos y de quienes recibimos propuestas, que se aprueben una serie de medidas y reformas como por ejemplo en Educación, Salud, Programas Sociales, destinadas a mejorar las capacidades y oportunidades de nuestros compatriotas y reducir las brechas de desigualdad que nos aquejan.

En este periodo, he trabajado sin descanso, para cumplir ad honorem, los cometidos que el Presidente me confió. Nunca tomé una decisión que corresponda ni a él, ni a ningún Ministro de Estado, ni a cualquier otro funcionario público. Mi labor fue de apoyo y colaboración, de incidencia social y de línea política con los congresistas de mi Partido.

He resistido el prejuicio de ser una “Primera Dama” diferente, sin miedo y con voz propia, con un vivo interés en ayudar a solucionar los problemas del país, especialmente en enfrentar los obstáculos que ponen techo al desarrollo de nuestra infancia, nuestros pobladores del campo y nuestras mujeres, y en esta línea también he participado y liderado iniciativas mundiales. Sin embargo, la oposición política no ha descansado y ha visto en mi participación un riesgo para sus intereses. Dentro de su agenda política, su prioridad fue desprestigiarme.

La comisión que ahora ha ampliado sus funciones a investigar no sólo una inexistente usurpación sino cualquier presunto “otro delito” y la afirmación de su presidenta de “convocar a todo aquel que pudo estar al frente a la señora Nadine Heredia” no es más que una excusa para atacar a un gobierno que logró mantener el crecimiento económico, no obstante la difícil coyuntura internacional, y obtuvo conquistas importantes para las mujeres, para nuestros niños, para las poblaciones de frontera, para nuestros jóvenes y nuestros adultos mayores.

Creo en la democracia y en el Estado de Derecho que debe existir por sobre todo en nuestra sociedad. Valores tan importantes no pueden ser mellados por un ajusticiamiento político que no tiene precedentes en el país.

El uso y el abuso de un Poder del Estado, amparándose en la inmunidad parlamentaria, para perseguirme directamente, pese a que nunca fui funcionaria pública, mediante una nueva comisión que lleva mi propio nombre y que busca hacer desfilar y acusar a todos los que participaron en el gobierno nacionalista, tiene un solo calificativo: Venganza política.

La venganza de quienes han sentido recortadas sus gollerías, de quienes me responsabilizan por impedir que sus líderes ganen las elecciones y de quienes ahora exigen, con la fuerza de ser mayoría parlamentaria, la sumisión del gobierno de turno.

He pasado ya por 3 comisiones investigadoras, y debido a que se ha hecho tan fácil acusar a los rivales políticos sin pruebas en el país, tengo ya 11 procesos iniciados, que he venido afrontando y enfrentaré sin ceder ante amenazas ni chantajes. Esta es una comisión más de la que ya se sabe sus conclusiones, una comisión que usa los recursos del Estado peruano para pretender castigar a quien responsabilizan por haber perdido las elecciones y cuyo objetivo es atemorizar a quien se oponga a ellos en el camino al 2021.

Nadine Heredia Alarcón.