Día de la bandera

Hoy 7 de Junio del 2017, recordamos que hace 137 años (1880), en la batalla de Arica, también conocida como el asalto y la toma del morro de Arica, fue un suceso bélico que se llevó a cabo en la ciudad de Arica. Esta batalla formó parte de la Campaña de Tacna y Arica  de la Guerra del Pacifico.

La historia nos cuenta que Francisco Bolognesi fue quien organizó y dirigió la defensa peruana junto con Alfonso Ugarte tenían la misión de proteger el Morro de Arica, ante la evidente toma del mismo Alfonso Ugarte por voluntad propia se arrojó para evitar que nuestra bandera caiga en manos enemigas.

Si aprendemos de la historia del 7 de junio, la batalla de Arica, sabremos apreciar lo nuestro y amarlo. Eso nos corresponde ahora a nosotros y así honrar la memorias de nuestros compatriotas que ofrendaron su vida y dejarnos el legado de un Ejercito Jamás Rendido.

En las Escuelas Militares, Policiales, en los cuarteles, en las Bases Aérea y Navales nuestros soldados, marinos, aviadores y policías juramentan fidelidad a la bandera a nuestra patria amada y ofrecer sus nuestra vidas, si así la patria lo exigiera; Crl Francisco Bolognesi a Baquedano “Podéis decirle al general Baquedano que me siento orgulloso de mis jefes, que tengo deberes sagrados que cumplir y que estoy dispuesto a quemar el último cartucho en defensa de la plaza”.

El cumplimiento del deber siempre exige sacrificios; aceptarlos y superarlos, será nuestro compromiso diario no solo con los héroes de Arica si no con aquellos peruanos que ofrecieron su vida para legarnos una patria libre y soberana y que nos dejaron el imperecedero orgullo de sentirnos peruanos.

A nuestros compatriotas que visten el glorioso uniforme de la patria a lo largo y ancho de nuestro territorio nacional, a nuestros marinos que surcan orgullosos nuestros mares, lagos y ríos; a nuestros aviadores que custodian celosos nuestros cielos; a nuestros valientes miembros del Ejército Peruano que vigilan y protegen a diario cada rincón del territorio nacional y nuestra Policía Nacional del Perú, expresarles el eterno agradecimiento y la permanente confianza por el diario cumplimiento del deber siguiendo el ejemplo de nuestros héroes nacionales.

y a todos aquellos valientes ciudadanos que participaron organizadamente, en los comités de autodefensa, en la lucha contra la demencia terrorista, decirles que las palabras y las acciones de los héroes de Arica, sean siempre la guía y la luz en su diario accionar.

Estamos seguros que en ustedes tenemos el espíritu de aquellos valientes hombres que ofrecieron su vida a sabiendas que no existía mayor y mejor razón para hacerlo.

Hoy por hoy vemos que los roles de nuestras FFAA y Policía Nacional tiene nuevos retos (Apoyo en la Gestión del Riesgo y Desastres Naturales), la cual ya han enfrentado con mucho éxito durante el Fenómeno del Niño Costero, para lo cual deberán contar con las capacidades al 100% y el entrenamiento permanente; esta es una de las formas de defender nuestros símbolos patrios apoyando en la Defensa y Desarrollo Nacional.