Gobierno Nacionalista cumplió objetivo nacional de recuperar más de 50 000 km de mar peruano

El Perú y Chile siguen dando muestra de respeto al derecho internacional, que garantiza la paz duradera entre nuestros pueblos. Somos claro ejemplo al mundo de madurez, concordia e integración.

Hoy, ambos países, atravesamos momentos difíciles, pero es en este momento en el que se conoce a los líderes. Hace tres años exactamente, la Corte Internacional de Justicia -con sede en La Haya- ponía fin al diferendo marítimo entre nuestro país y Chile, otorgándonos con su sentencia más de 50 mil kilómetros cuadrados de territorio marítimo.

“Somos un gobierno que ha logrado culminar con éxito uno de los principales objetivos nacionales y se ha hecho de manera pacífica, pero firme. Es un triunfo de todos los peruanos y peruanas”, expresaba en su momento el presidente de la República, Ollanta Humala.

Lograr que se acoja parte de la demanda peruana brindó estabilidad al país. El triunfo de la paz es un legado por preservar. El fallo de la Haya constituyó también un compromiso de aprovechar los recursos de nuestro mar. Y es así como se potenciaron las capacidades del sector producción para promover el aprovechamiento de los recursos que están en el nuevo espacio marítimo.

Los logros ya se visibilizan, tan solo el año pasado, las embarcaciones pesqueras nacionales y extranjeras han capturado unas 1,000 toneladas de atún en el triángulo externo concedido por La Haya. A través del fallo de La Haya, nuestro país cerró su última frontera. La Corte delimitó la frontera con Chile de la siguiente manera: parte del Hito N° 1 y continúa en una línea en paralelo de 80 millas, para después pasar por una línea equidistante de 200.