Golpe a la Democracia

Inclusión del Partido Nacionalista Peruano como persona jurídica investigada CONFIRMA sesgo político en proceso contra
Ex Presidente Ollanta Humala y Nadine Heredia

Ante la solicitud de la Fiscalía a cargo del caso del ex presidente Ollanta Humala Tasso y de Nadine Heredia Alarcón, para que se incluya al Partido Nacionalista Peruano como investigado en el proceso por un presunto aporte de campaña, señalamos lo siguiente:

1. Es un golpe directo a la democracia que una institución como el Ministerio Público, pretenda incluir en el proceso penal al Partido Nacionalista Peruano, cuando por mandato expreso de la Ley de Partidos Políticos, es la ONPE la instancia facultada para realizar investigaciones vinculadas a un partido político y la Corte Suprema de la República la competente para decidir su cierre por las expresas causales que dicta la Ley. Nunca antes en la historia republicana del país, las agrupaciones políticas han sido involucradas en las denuncias contra sus representantes. Ni siquiera cuando las investigaciones, contra otros líderes políticos, se desarrollaron por temas de corrupción, narcotráfico y delitos debidamente comprobados.

2. Es un golpe a la democracia que, constantemente, quienes hoy tienen la gran responsabilidad de investigar la corrupción que surgió en torno al caso Lavajato, Y QUE NO ES NUESTRO CASO; hagan evidente el doble rasero de la justicia para medir a los investigados, tomando medidas desproporcionadas, tardías y abusivas contra los representantes del Nacionalismo.
3. Es un golpe a la democracia que, en un hecho sin precedentes, el fiscal Germán Juárez Atoche haya solicitado hoy al titular del Juzgado de Investigación Preparatoria, que el Partido Nacionalista Peruano no pueda presentarse a las elecciones del 2021. Medida que va contra la Constitución Política del Perú y que revela la intención de criminalizar la participación política de una agrupación legal y, sobre todo, legítimamente constituida.

3. Es un golpe a la democracia que la Fiscalía haya mantenido por más de 20 días una inusual campaña mediática que busca presionar al Tribunal Constitucional, exigiéndole que nuestros líderes “permanezcan en prisión” difundiendo información falsa, asegurando un supuesto asilo político y un inexistente desbalance patrimonial, mientras guardan absoluto silencio por medidas revocadas a favor de otros investigados.

4. El expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia llevan más de 3 años en investigación y en todo este tiempo no se ha logrado encontrar un solo indicio serio de la comisión de algún delito; por el contrario, la Fiscalía ha cometido una serie de irregularidades como usar y abusar de falsos testigos, otorgar dos códigos de identidad a un solo aspirante a colaborador eficaz que no presenta prueba alguna; presentar documentos apócrifos o adulterados, sin que haya ninguna rectificación de su parte.

5. Si en el caso de nuestros líderes no existía, ni existe, riesgo procesal y la investigación tenía todas las garantías con ellos libres, entonces, haber dictado prisión preventiva para quienes siempre colaboraron con la justicia, tiene sabor a ensañamiento y venganza.

6. El Partido Nacionalista Peruano irrumpió en la escena política nacional desde hace más de 12 años y desde entonces ha estado permanentemente amenazado: Han tratado de traerse abajo su inscripción, han incluido a sus representantes en todo tipo de investigaciones, han encerrado a sus líderes y, al continuar activamente con nuestra vida política-partidaria, ahora pretenden vetarlo de una elección, suspenderlo o cerrarlo. Esto es, sin duda alguna, una amenaza a la participación ciudadana, una violación a los derechos fundamentales de sus militantes y un duro golpe a la democracia.

Lima, 23 de abril del 2018