Jefe de Estado resalta que construcción del Gaseoducto Sur Peruano es una oportunidad para industrialización y desarrollo del país

La construcción del Gaseoducto Sur Peruano (GSP) permitirá la industrialización del gas natural y es una oportunidad de desarrollo para el Perú, sobre todo para los pueblos del sur del país, porque se podrán generar productos con valor agregado que beneficiarán a todos los peruanos, resaltó hoy el Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso.

“Hoy día se firma el contrato y se inicia la construcción del gaseoducto, que va a permitir llevar el gas de Camisea de Cusco a la costa sur del Pacífico y crear las oportunidades para la industrialización, a través de un polo petroquímico que será el primero de la costa sur del Pacífico”, precisó en la Plaza de Armas de Pisac.

En un intermedio al 18° Consejo de Ministros Descentralizado que se realizó en dicha localidad cusqueña, el mandatario agregó que esta obra también permitirá equilibrar el desarrollo y el potencial económico y comercial del sur del país frente a la zona norte del Perú.

En un encuentro con la población, el Jefe de Estado anunció que el gas natural se distribuirá en 15 ciudades del sur, entre ellas Cusco. “Para las familias de extrema pobreza, los vulnerables, hemos creado el Fondo de Inclusión Social Energético (FISE) que hoy día beneficia a 70 mil hogares familias del Cusco y vamos a expandirlo más porque queremos llegar todos”, afirmó.

El mandatario consideró que Cusco es la región con mayor potencial de desarrollo, por lo que se está invirtiendo más de 10 mil 200 millones de soles, de los cuales, 750 millones de soles serán destinados para construcción de 1,500 kilómetros de carreteras.

“Les estamos dando el aeropuerto de Chinchero, viejo anhelo y hemos tenido que trabajar juntos, gobierno regional y nacional”, comentó para luego señalar que esto se debe hacer con total transparencia y sin corrupción.

En otro momento, recordó que el programa Beca 18 beneficia a más de 30 mil jóvenes cusqueños en situación de pobreza y pobreza extrema que hoy día tienen la oportunidad de dejar el campo y recibir estudios de calidad.

“Hoy día tenemos casi 400 mil adultos mayores de 65 años que les estamos dando un atención porque tenemos que solucionar estos problemas, somos un gobierno con sensibilidad, que tiene corazón pero también la decisión de poner mano dura”, agregó.

Pisac, 04 de julio de 2014.