Mandatario encabeza la XI sesión del Consejo de Ministros Descentralizado en la región Tacna

El Gabinete en pleno y autoridades de la región se encuentran reunidos en la sede de la Municipalidad de Locumba

El Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso dio inicio esta mañana a la XI sesión del Consejo de Ministros Descentralizado en la localidad de Locumba, provincia de Jorge Basadre, región Tacna.En su discurso inaugural, en la sede de la Municipalidad de Locumba, el Jefe de Estado expresó un saludo a Tacna la heroica y señaló que este encuentro tiene como propósito recordar lo que significa la región para el Perú.

Estamos aquí para escuchar a sus autoridades y escuchen el planteamiento que venimos trayendo”, anotó, no sin antes recordar que hay zonas de la región que requieren el apoyo del Estado, en carreteras, electrificación, agua y desagüe, para lograr su desarrollo.

Adelantó que se buscará brindar la ayuda necesaria para beneficiar a “los tacneños y tacneñas”. “Todos nos ponemos la camiseta de Tacna, aquí no hay colores partidarios”, enfatizó.

Explicó que este Consejo Descentralizado es el resultado de diversas mesas de coordinación con sus autoridades, presidente regional, congresistas y alcaldes, en Lima, para traer a Tacna una serie de propuestas. “Si hay otros temas que están a nuestro alcance, por cierto que lo resolvemos”, aseguró el mandatario acompañado del gabinete en pleno.

Asimismo, dijo que este consejo de ministros descentralizado tiene un significado simbólico, porque una etapa importante de su vida vivió en Locumba, “particularmente en este pueblo y en el fuerte Arica”. “Gracias al apoyo del pueblo de Tacna pude llevar a cabo una acción de la que me siento muy orgulloso y que en algo contribuyó en la caída de un régimen ilegal e ilegítimo y que permitió abrir las puertas a la democracia”, agregó.

En otro momento, al señalar que hay incertidumbre en el pueblo de Tacna con respecto al fallo de La Haya, el dignatario reafirmó que la sentencia de la Corte de La Haya ha sido ganadora para el Perú, al reivindicar con 50 mil kilómetros de mar a la jurisdicción nacional.

Ahora, indicó, se tiene que trabajar de la mano con los pescadores y con toda la gente que vive del comercio binacional Tacna – Arica y con los participantes del sistema productivo de Tacna, es decir, el sector agricultura, minero, entre otros. “La vitalidad de Tacna debe ser la diversificación de sus actividades”, concluyó.