Durante el gobierno del expresidente Ollanta Humala tomó la decisión de unificar en un grupo de élite la inteligencia de la Policía y de las Fuerzas Armadas para combatir el narcoterrorismo denominada “Brigada Lobo”; la cual estuvo liderada por Iván Vega, exviceministro de Defensa. Este esquema tuvo grandes éxitos y se logró trabajar mediante inteligencia en el VRAEM y Sendero logró replegarse. Pero con la llegada del presidente Pedro Pablo Kuczynski el control del VRAEM retornó a manos del Ejército y la “Brigada Lobo” desapareció.