Durante la colocación de la quilla de un buque auxiliar remolcador de salvamento y de 10 nuevas patrulleras marítimas, el mandatario sostuvo que esta inversión forma parte del proceso para fortalecer la industrialización del país.

El Gobierno Nacionalista invirtió 220 millones de nuevos soles en la modernización de los Servicios Industriales de la Marina (SIMA), para llevar la industria naval a todo el país e internacionalizar sus servicios, anunció el exjefe del Estado, Ollanta Humala.

Durante la colocación de la quilla de un buque auxiliar remolcador de salvamento y de 10 nuevas patrulleras marítimas, el exmandatario sostuvo que esta inversión forma parte del proceso que impulsa el Gobierno para fortalecer la industrialización del país, que es “un objetivo nacional”.

Con la modernización del SIMA, añadió, se podrá lograr que las labores de mantenimiento de las naves, buques y submarinos de la Marina de Guerra se puedan realizar en el Perú, toda vez que esa entidad maneja de manera “exitosa y eficiente” los servicios industriales navales en el país.

“Esto va a ampliar la capacidad de nuestros ingenieros navales, oficiales, técnicos y suboficiales de la Marina, lo que requiere hablar de una política de capacitación del recurso humano e implica la contratación de más trabajadores para nuestro SIMA”, expresó.

Desde la Base Naval del Callao, agregó que ello permitirá también contar a futuro con los servicios del SIMA no solo en el puerto chalaco, en Chimbote o Iquitos, sino también en Puno y Saramiriza (Loreto), pues “se necesita llevar la industria naval a todo el Perú”.

“Esto es fundamental dentro de la política de industrialización del país y, en ese objetivo, el sector Defensa contribuirá con un granito de arena a través del SIMA (…) Es parte del compromiso que debemos trabajar y cumplir con nuestra Marina de Guerra del Perú (MGP)”.

ASOCIACIÓN ESTRATÉGICA

La internacionalización del SIMA implicará la formación de asociaciones estratégicas con los grandes astilleros del mundo con quienes se trabajará en conjunto para conseguir una industria naval moderna, competitiva y eficiente, que trascienda a las futuras generaciones.
Acompañado del ministro de Defensa, Pedro Cateriano, precisó que el proyecto para la construcción de las 10 patrulleras marítimas en el SIMA está valorizado en 250 millones de dólares, mientras que el remolcador de salvamento costará 10 millones de dólares.

Asimismo, que se trabajó otro proyecto que constituye un sueño para la MGP: su primer buque de instrucción a vela, que lleva el nombre de La Unión.

“Como gobierno tenemos la responsabilidad de conducir y llevar a la práctica estos sueños para que nuestra Marina se convierta en una fuerza armada disuasiva, que permita contribuir al desarrollo nacional (…) Nos identificamos con la memoria del almirante Grau”, manifestó.

De esta manera, la Marina también podrá responder a los requerimientos que se generen como consecuencia de los eventos climáticos, inundaciones y desastres naturales, llevando desarrollo y apoyo a las poblaciones que, por esas circunstancias, resulte aislada, anotó Humala Tasso.

Finalmente, aprovechó la ocasión para expresó su saludo a los marinos que “con firmeza y valentía” prestan servicio en las zonas de emergencia, como el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).