Recusar para garantizar imparcialidad y debido proceso

¿Qué haría usted si está siendo investigado y le aplican una medida desproporcionada e inconstitucional que el mismo Tribunal Constitucional anula por arbitraria? ¿Se quedaría tranquilo sabiendo que los mismos magistrados que aplicaron esa medida arbitraria seguirán a cargo de su proceso? ¿confiaría usted en su imparcialidad? ¿sentiría que tendría garantizado un debido proceso?

Felizmente la Ley ha previsto la Recusación para los casos en que se ha perdido confianza en la imparcialidad del juez que conduce un proceso. Pero ¿qué es una Recusación? Es la facultad que la ley concede a las partes en un proceso, de impugnar legítimamente la actuación de un juez o varios miembros de un tribunal colegiado, pidiendo que se aparten de un proceso por considerar que ha prejuzgado, o que su imparcialidad ha sido puesta en duda, y que, por tanto, no está apto para continuar en el caso.

Sobre la base de dicho razonamiento, y reclamando respeto a sus derechos fundamentales, el ex presidente Ollanta Humala y la ex primera dama Nadine Heredia, recusaron a los jueces que les dictaron prisión preventiva, luego de ser liberados a fines de abril, gracias a un fallo del Tribunal Constitucional.

Así entonces, la defensa del ex presidente y su esposa presentó un pedido de recusación contra los magistrados Octavio César Sahuanay, Iván Alberto Quispe y María León Yarango, integrantes de la Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional, cuestionando su imparcialidad, porque en agosto del 2017 declararon infundada la apelación contra la prisión preventiva que por 18 meses que les había impuesto el juez Richard Concepción Carhuancho, decisión que casi 10 meses luego fue anulada por el Tribunal Constitucional.

Importante recordar que luego de emitida la sentencia del Tribunal Constitucional, su Presidente afirmó que “Si se actúa con ligereza simplemente respondiendo a razones mediáticas (…) se está abdicando del rol que corresponde a una autoridad pública que está prohibida de ser arbitraria (…) Lo que ha ocurrido en el caso Ollanta Humala no es que nosotros hayamos ingresado como equivocadamente se sostiene a valorar la prueba, sino que hemos establecido si el juez y la Corte han valorado todas las pruebas y hemos comprobado (…) que solo valoraron las pruebas de cargo, pero no valoraron las pruebas de descargo, entonces quieren meter presa a una persona y esa persona presenta pruebas y le dicen ‘no, esa prueba no se valora hasta después’ y mientras tanto propician meterla presa que es como estar con pena cumplida sin tener en cuenta las pruebas de descargo. Eso es un atropello, un abuso que resulta intolerable”[1]

Por ello, la recusación contra los magistrados de la Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional, que se sustentó en la falta de imparcialidad, fue declarada fundada por la Primera Sala Penal de Apelaciones Nacional. Cabe agregar que por los mismos fundamentos, la defensa del ex presidente Humala y la señora Heredia, también ha recusado al juez Richard Concepción Carhuancho, pues fue quien dictó la prisión preventiva que luego fue revocada por el Tribunal Constitucional.

Recusados los tres magistrados de la Segunda Sala, la fiscalía ha presentado una recusación contra dos de los Jueces Superiores de la Primera Sala Penal de Apelaciones que se pronunciaron a favor del pedido de Ollanta Humala y Nadine Heredia.

Es decir, mientras los investigados, al amparo de la ley que se supone les garantiza imparcialidad de los jueces, solicitan -y se les acepta- la recusación del juez que ordenó una prisión preventiva calificada de arbitraria por el Tribunal Constitucional[2], el Fiscal Superior Vela pide la recusación de los magistrados de la Primera Sala, solo porque fallaron dando la razón a la defensa señores Humala y Heredia[3].

Así las cosas, como manifestó el Dr. Nakasaki, abogado del ex presidente Humala y su esposa, ha quedado en evidencia la posición del fiscal Vela: ningún juez que falle a favor de los señores Humala y Heredia debería quedarse en el caso.

En este punto es importante revisar las Cuestiones de hecho planteadas en el pedido de recusación:

Es importante también recordar las consideraciones tomadas en cuenta para declarar fundada la recusación, como se puede leer líneas abajo:

“La administración de justicia para ser eficiente y eficaz debe contar con todas las garantías del debido proceso, dentro de ellas la independencia de la judicatura frente a presiones internas o , así como la imparcialidad de los magistrados frete a las partes procesales y al objeto del proceso, deviniendo así en no aceptable que exista duda razonable acreditada sobre la imparcialidad de los que administran justicia”

[1] http://www.americatv.com.pe/noticias/actualidad/blume-sentencia-humala-heredia-fortalece-sistema-anticorrupcion-n325369?ref=irela

[2] https://www.youtube.com/watch?v=VL-QL6I-CNE

[3] https://www.youtube.com/watch?v=TPuGOxxlXDA&feature=youtu.be